El matrimonio

En estos tiempos de tanta presión y ataques contra la unidad familiar, necesitamos recordar que Dios suple todo lo necesario para que nuestras familias sean todo aquello para lo cual El las creo. Cada familia recibe su identidad de Dios; mediante su elección, adquiere su nombre;por la fortaleza de su espíritu, es sostenida; y por las riquezas de su gloria, adquiere plenitud.

Dios nos dice que la clave para nuestras relaciones, tanto con El como con los demás, es dejar que Cristo viva en nuestros corazones, por la fe. Es su vida en nosotros lo que hace posible que Dios cumpla su voluntad y propósito en nuestras familias. Cuando Cristo vive en nuestros corazones, somos enraizados y cimentados en el amor. Dios nos da , aunque en forma humana y limitada, un entendimiento de El y de su reino; de su grandeza, de su mente, de su visión y de sus designios.

Pablo ora para que lleguemos a conocer !el amor de Cristo que excede a todo conocimiento! . Con toda seguridad, el solo conocimiento nunca nos llevara al lugar que Dios quiere que lleguemos como personas y como familias. La clave para una vida de éxito juntos no viene como resultado de mucho conocimiento, ni de seguir al pie de la letra ciertas instrucciones. La única forma de satisfacer nuestros más profundos anhelos y nuestras mayores necesidades esa través de Dios mismo, mediante el amor que El nos provee en su hijo. Por esto Pablo Ora para. Que seamos llenos de toda plenitud de Dios. ! Eso es lo que debemos desear para nuestros matrimonios y nuestras familias! A medida que Dios llena nuestras vidas y nuestras relaciones, reflejaremos su imagen, según El lo ha planeado. En un mundo que busca soluciones, métodos e información, Dios nos llama a buscarlo a El, a conocerlo a El, y a llenarnos con su vida.

Cuando Pablo termina su oración por la iglesia, por las familias( Efesios 3:20,21), nos da una tremenda razón para tener esperanza y gozo. Con frecuencia observamos nuestros matrimonios, nuestras familias, y vemos el amor de Cristo evidenciando en nuestras relaciones. Vemos liberta, seguridad, responsabilidad. Pero en otras ocasiones encontramos heridas, relaciones inseguras, competencia y dificultades que son demasiado grandes para superarlas. Y , por lo general, enfrentamos esas situaciones con sentimientos de culpas, fracaso y desesperanza. Nos damos por vencidos porque no podemos cambiar lo que queremos. Pero, ! Es aquí donde Dios puede intervenir y darnos esperanza y mucha confianza!

!Dios puede hacer lo que para nosotros es imposible! El es quien provee los recursos de su vida para que nuestras vidas Y relaciones tengan propósito y tengamos plenitud. Dios puede darnos libertad, satisfacción , y un ministerio cuyos alcances van más allá de nuestras esperanza y sueños . Su dejamos que su poder actúe en nosotros , viviremos en un mundo nuevo, un lugar donde se convertirán en realidad todos los sueños que hemos tenido para nuestro matrimonio y nuestras familias , y aún aquellas cosas que no siquiera nos atrevíamos a soñar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s